La Razón Para Danzar: Semana Santa Entre Los Rarámuri Por Jesús Manuel Palma Batista Originario de Norogachi

La Semana Santa en la Sierra Tarahumara, se celebra con ritual que se combinan con las creencias rarámuri y las costumbres chabochi (mestiza); durante toda la cuaresma se escuchan los tambores; el sonido no se detiene hasta después del Domingo de Resurrección. Pareciera que imitan los latidos del corazón de la madre tierra. Muchas fiestas religiosas de los rarámuri, las realizan con elementos tradicionales propios mezcladas con tradiciones cristianas traídas por los españoles.

La Semana Santa de los rarámuri se debió mucho a la época del año; el ciclo agrícola es muy importante para realizar las fiestas en la cultura tarahumara. Hay fiestas tanto para pedir lluvia como para agradecer las cosechas. Por eso para los misioneros no les fue difícil desplazar otras manifestaciones culturales que se realizaban en ésa época y acostumbrar a los rarámuri a celebrar la Semana Santa precisamente al comienzo de las siembras.

Los gustos estéticos de los indígenas y las preferencias por las pautas de solemnidad propias de la celebración de Semana Santa, hicieron que se estableciera esta fiesta a la mejor cambiandolas por otras festividades prehispánicas que se realizaban con motivo del inicio de las siembras.

Sin duda que la celebración de Semana Santa entre los rarámuri es un gesto de su cultura. Un tanto de sus rasgos originales; más los misioneros que los convirtieron al cristianismo, para hacer una fiesta religiosa, llena de color y seriedad para llevar a cabo las Procesiones y bailes alrededor de las iglesias, las peleas simuladas (el bien contra el mal) entre otras.

La Semana Santa es una de las máximas expresiones religiosas de los rarámuri, también es el término de un ciclo agrícola para iniciar el nuevo año con las siembras. La religiosidad se manifiesta en comunidad y siempre en las fiestas comunitarias o del calendario religioso. Para el rarámuri el baile es la forma de orar, de agradecer y pedir a Dios más tiempo de vida. El indígena danza para ser merecedor de la gracia que pueda darle Onorúame (nuestro padre); como más tiempo de vida y salud, para poder seguir danzando. Las fiestas son las prácticas sociales de mucha importancia.

El cumplimiento del deber religioso, es una norma fundamental, si alguien no cumple se le considera influenciado por la cultura chabochi.

Los días santos inician el miércoles por la tarde con el encendido de lumbres en las cumbres de los cerros, en la cual participan solo unos grupos de pintos y las autoridades de encargadas de llevar a cabo las ceremonias de la Semana Santa; durante los días Santos los gobernadores no deben de ejercer como autoridades; es al Alapérisi (abanderado) a quien se le dá el mando desde el día miércoles; es el que coordina todas las actividades de esos días, como procesiones, cuidar el orden y cumplimiento de las tareas; los Gobernadores solo lo acompañan; su mandato termina con la matanza del judas.

Desde jueves santo durante la mañana se reúnen los protagonistas que son los Gobernadores, capitanes, pintos, soldados y toda la comunidad en el centro del pueblo para participar en las ceremonias que se llevaran a cabo durante esos días de sacrificio y esfuerzo físico; ésta celebración continúa el viernes y termina el sábado por la mañana.

Los pintos, van pintados de manchas blancas y llevan machete. Otros llevan sombreros que adornan con plumas de guajolotes. Estos días son de ayuno, no se come nada hasta al medio día.

El sábado por la mañana se mata al Judas, en ésta parte participan los pascoleros y las autoridades tradicionales una vez quemado el Judas todos los grupos se dispersan hacia sus comunidades para seguir con las danzas en sus comunidades y es entonces cuando empieza la verdadera fiesta rarámuri que puede durar hasta dos semanas.

Acerca del Autor Invitado: Jesus Manuel Palma Batista ha sido citado en numerosos publicaciones. Fue el primer anunciador en el radio indigena XETAR en Guachochi y es el funadador del Coro de Ninas raramuri en Norogachi con su padre compositor y musico Erasmo Palma Fernandez. Fue jefe de coordinacion para la coordinadora indigena estatal en el municipio de Guachochi y fue candidato para diputado en el mismo lugar. 

 

Photos de Semana Santa fueron tomados en la comunidad de Choguita del municipio de Guachochi. 

Author description

Daniela Ramirez & Chunel Palma

About the author:The owners Daniela Ramirez and Chunel Palma have lived and worked in the region. Chunel Palma is a Tarahumara Indian and speaks the native language in addition to Spanish. Chunel grew up in the Norogachi region of the Sierra Tarahumara and therefore knows the land and native culture intimately. He studied Cultural Anthropology and has worked many years in projects that work to strengthen the culture. Daniela Ramirez is a native Californian, an Anthropologist and speaks English and Spanish. Daniela completed her Masters thesis research in a Tarahumara village where she studied different development models in the Sierra Tarahumara. Together, there expertise threads together a rich tour experience.

1 Comment Added

add your reply
  1. Felicidades Chunel. Semati oserichi, we ga'rá ju. Saludos.

Leave a reply

Reset all fields